En el año 1922 Don Javier Salvadó fundó Farmacia Del Pueblo, la más antigua de las existentes en la actualidad y la cual se amplía a una cadena de 16 farmacias.

Don Javier se gradúo en la Universidad de Buenos Aires en el año 1922. En ese mismo año llegó a Neuquén con la botica a cuestas del Ferrocarril Sud para continuar su viaje por carretera hasta la ciudad de San Carlos de Bariloche, pero al saber que en Neuquén sólo existía una farmacia y ante la insistencia de un amigo que ya se había instalado en la ciudad desistió de su primera intención y decidió quedarse.

Al principio se instaló en un pequeño local alquilado en San Martín 52, que abrió sus puertas el 22 de septiembre de 1922. Luego se mudó a uno más amplio a metros del primero, hasta que finalmente se trasladó a un edificio propio en San Martín esquina H. Yrigoyen, lugar en el cual hoy continúa funcionando, ampliada y reciclada, la casa central.

Al poco tiempo de llegar a Neuquén, el joven Javier se casó con Elena Caviglia, con quien tuvo dos hijos: Susana y Mario. Su hijo, Mario heredó la vocación paterna y se gradúo como químico farmacéutico en la ciudad de Rosario, lugar del cual regresó para trabajar con su padre. A fines de 1950 Don Javier se retiró y continúo Don Mario, quien la dirigió hasta su fallecimiento en 1992, actualmente la dirige su hijo Gerardo

client1
Queremos ser una empresa de servicios que contribuya al bienestar de las personas, nos orientamos al ámbito de la salud, en su sentido más amplio.
client1
Queremos que nuestros clientes nos elijan y nos prefieran porque transformamos sus problemas en soluciones.
client1
Queremos tratar a cada miembro de nuestra empresa como un cliente.
client1
Queremos lograr unidad en nuestra filosofía de trato y de respuesta.
client1
Queremos trabajar con ética y responsabilidad.
client1
Queremos lograr excelencia, y solo será posible con esfuerzo permanente y trabajo en equipo.